viernes, 15 de julio de 2016

La Cenicienta ecuatoriana que dejó afuera de la Libertadores a River y Boca

Hace solo menos de siete años, un miércoles 7 de Octubre de 2009 el Club de Alto Rendimiento Especializado Independiente del Valle se jugaba en su cancha el ascenso a la Primera División de Ecuador. Y recién pudo doblegar a Liga de Loja a los 43 minutos del segundo tiempo, a través de un cabezazo del zaguero Yason Corozo, que venció la resistencia del arquero Daniel Azcona (por entonces, arquero de su rival).

Así, Independiente del Valle llegaba por primera vez a la máxima categoría del fútbol de su país, algo histórico para un club que, hasta 2007, militaba en la tercera división. Pero la humilde institución, fundada en 1958 como Independiente José Terán, se acostumbró a las hazañas y logró el subcampeonato ecuatoriano de Primera División cuatro años después, en 2013.

Allí comenzó a tutearse con los grandes del continente y a hacer su experiencia internacional. Sin embargo, el gusto por hacer historia se consolidó en esta edición de la Copa Libertadores, con un inesperado arribo a la final: eliminó a River, actual campeón, y a Boca. En ambas definiciones, se clasificó jugando como visitante.

Hoy, el humilde Independiente del Valle puede ser un novel campeón de América. Aquel héroe en el ascenso, Yason Corozo, falleció de un infarto el 6 de octubre de 2015 y Azcona (aquel arquero rival) hoy se transformó en una de las principales figuras del conjunto de Sangolquí, para dejar afuera de la Copa a dos gigantes continentales.

"Demostramos que somos un equipo rebelde", resumió su entrenador Pablo Repetto, para describir de superación del humilde equipo de la provincia de Pichincha. Y el técnico uruguayo es una voz autorizada para decirlo porque desde su llegada en septiembre de 2012 usó  la rebeldía de sus dirigidos para no parar de hacer historia, primero en Ecuador y luego en el Continente.

Ahora Independiente se sumó a la lista que componen Sao Caetano, Atlético Paranaense y Nacional de Paraguay, como los equipos que inesperadamente llegaron como la "Cencienta" a la definición de la Copa Libertadores de América. Pero, sobre todo, espera que ante Atlético Nacional de Colombia, sindicado como el mejor equipo del certamen, convertirse en Once Caldas, que en 2004 se alzó con el máximo trofeo continental ante el poderoso Boca de Carlos Bianchi.

Y, por ahora, el equipo de Repetto viene haciendo bien los deberes. El golpe final lo debe dar en el estadio Anastacio Girardot de Medellín, en la revancha ante Atlético Nacional.